¿Fue por amor?

0
118

“Y si repartiese todos mis bienes para dar de comer a los pobres, y si entregase mi cuerpo para ser quemado, y no tengo amor, de nada me sirve.” 1 Corintios 13:3 Versión Reina-Valera 1960

Hoy en día, vemos muchas cosas que se hacen, supuestamente en nombre del amor. Si vemos los programas televisivos o las novelas actuales y nos adentramos en la trama de la historia, generalmente en lugar del amor, se termina exaltando el adulterio, el divorcio, el egoísmo y otros valores, que difieren mucho del verdadero amor.

Sin embargo la Biblia, nos dice claramente, que no importa tanto lo que hagamos, sino la motivación correcta por la cual lo hacemos.

Los ejemplos bíblicos son bastante fuertes, por ejemplo; si repartiese todo mis bienes  para dar de comer a los pobres… Nos habla, no de cualquier persona, sino de alguien que es lo suficientemente generoso, desprendido, no arraigado a los bienes materiales, que es capaz de despojarse de todo lo que tiene por la necesidad del prójimo. Aun así, la Biblia nos dice que si hace todo esto pero no tiene amor, no sirve de nada.

A veces leemos que ante una campaña política, se reparten alimentos, ropa, subsidios económicos a los pobres, pero la pregunta es: el verdadero interés está en ayudar a los pobres o en insertar en la opinión pública la idea de que nos interesa ayudar a los pobres, para recoger más votos? La verdadera y profunda motivación es la que determinará si hay en nosotros amor para el prójimo o si solo lo hacemos por nosotros mismos.
Que en este día, podamos ser conscientes que no basta solo con hacer o con buenas intenciones, sino que es necesario un corazón lleno de amor.

Realiza tus tareas cotidianas con amor a Dios y al prójimo, deja de lado la queja, la pereza, y haz todo esto como para Dios y no para el hombre.

Valora al que trabaja contigo, hoy puedes darle una muestra de amor, esto realmente hace la diferencia.

Como dice la Biblia, que podamos mostrar a Jesús por el amor que nos tenemos unos con otros.

Juan 13:35 “En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros”.

Autor Daniel Zangaro

Facebook Comentarios
Compartir
Artículo anteriorLa Escuela Bíblica Dominical : Curiosidades
Artículo siguiente¿Qué es la Semana Santa?
Por la mañana hazme saber de tu gran amor, porque en ti he puesto mi confianza. Señálame el camino que debo seguir, porque a ti elevo mi alma. Salmos 143:8

Dejar respuesta